Instantes sutiles del éter 2013  por  Ernesto Valcárcel

 

 

LA PRÍSTINA PRODUCCIÓN 

 

Su primera exposición individual, una serie de trabajos objetuales, delicados, frágiles, austeros, a veces efímeros y siempre sutiles, cuya notoria peculiaridad, pletórica en connotaciones intimistas e incluso iniciáticas, consiguen hacerme sentir cierta sensación de intrusismo al encararme a este breve excurso y presentación pública de su incipiente andadura en el babélico ámbito de las artes plásticas o visuales.  Pues nos encontramos ante un producto artístico y una materialización creativa cuyo proceso generativo es consustancial a las convicciones ideológicas y existenciales de su artífice.  Una estética y cosmogónica productividad con notables y exóticas reminiscencias orientales, que manifiestan la fe, la constancia y la disciplinada diligencia de una emergente y rutilante artista que con elementales recursos locales nos ofrece la posibilidad de soñar y vivenciar una compleja y versátil fenomenología global, que preconiza y testimonia la alegría de vivir y la voluntariosa instauración de la libertad y la justicia.

 

Una fresca, original y prístina muestra de arte contemporáneo.