romina

rivero

Mostrar más

Ad intus, el espacio que habitamos  2015

Instalación

. TEA (Tenerife Espacio de las Artes)

Con la llegada de la posmodernidad, el sujeto descubrió que lo inherente a la realidad, la cualidad de ser auténtica e incuestionable, era solo una visión antropocéntrica del contexto circundante; la realidad dejó de ser lo incuestionable para ser una amalgama de conocimientos subjetivados y, en muchas ocasiones, descontextualizados.

 

Ante la evidente contingencia del medio, donde el sujeto tiene lugar [se desarrolla], se entiende como lógica la respuesta que éste tuvo; que no fue otra que la de autocuestionarse para reafirmarse en sí mismo.

 

De este modo, el sujeto, sabiéndose fragmentado y valiéndose de parcelas epistemológicas, inicia un proceso mediante el cual es capaz de interpolar conceptos y crear conocimiento. Asimismo, y como resultado de esta práctica, se confecciona una estructura a modo de cosmogonía; la cual responde a valores subjetivos capaces de facilitar la introyección de lo que inmediatamente le afecta.

 

Para aproximarse a este asunto, la actividad artística actual procede de un modo casi lingüístico. Se pone en evidencia la utilización de determinados recursos, [herramientas propias de lo matérico y lo corpóreo] que sean capaces de atraer al espectador hasta la esencia misma del espacio donde se desarrolla la obra.

Beatriz Padrón & Israel Reyes

COMISARI@S

 

Ad intus, el espacio que habitamos  2015

Pluma natural, dimensiones variables